jueves, 28 de julio de 2011

Dinámica atmosférica y sus consecuencias.

Si miramos bien el atlas se habrán fijado en que todos los desiertos están entre dos líneas que van de los trópicos hacia el norte y sur hasta unos 35 grados de latitud.




Es claro que las montañas tienen su efecto, y el desierto de Gobi está por encima de los 35º N, y ni Las Pampas, ni Brasil, ni la costa este de África ni la de Australia son desiertos. Pero la regla es real y en esas latitudes llueve muy poco o nada, salvo algún aguacero salvaje uno o dos días al año.
¿Por qué ocurre ésto? Saberlo nos ayuda a saber mucho sobre las lluvias en España, y la evolución del clima en el mundo.
El aire húmedo y caliente sube desde la superficie del mar hasta la parte alta de la atmósfera, en donde hay una como tapa de la misma, que se denomina la tropoausa y está a unos 15 km de altura en la zona ecuatorial y baja a unos 8 km sobre los polos.



Cuando el aire sube y llega arriba, en bandas que van de oeste a este, solo puede seguir moviéndose hacia los polos. Pues a su oeste y a su este hay aire también subiendo.
Se desplaza, pues, hacia los polos, y debería llegar a ellos. ¿Por qué no lo hace?
La Tierra, y el aire de su superficie, se desplazan a muy alta velocidad. La circunferencia de la Tierra en el ecuador mide 40075,16 km, y esa distancia se recorre en 24 h: 1670 km/h, una velocidad casi el doble de la de los aviones comerciales.
Pero la superficie de la Tierra tiene una velocidad igual a 0 km/h en los polos. Su velocidad de oeste a este disminuye con su circunferencia desde el ecuador a los polos. La velocidad lineal de la Tierra en la latitud de 30º es de 1446 km/h. Puesto que en la tropopausa el rozamiento es muy débil, el aire que ha subido tiene una velocidad hacia el este de 1670 km/h cuando está sobre el Sahara, por ejemplo mientras que el suelo solo se mueve a 1440 km/h. Así que visto desde el suelo el aire se desplaza hacia el este en ambos hemisferios con velocidades de alrededor de 230 km/h. En vez de ir hacia los Polos, se mueve hacia el Este.
Ese aire frío arriba, con vapor de agua, es más pesado que el aire que tiene debajo, ahora aire que sube seco desde tierra firme. El aire frío baja y al bajar aumenta su presión y por tanto su temperatura. Al aumentar la temperatura el agua que contiene se mantiene en forma de vapor, y decimos que el aire se seca. Aunque parezca mentira, hay más vapor de agua sobre el Sahara que sobre los océanos, en verano. Pero no llueve porque el aire sobre el Sahara baja en vez de subir. Los desiertos surgen allí donde el aire en la tropopausa ha girado (relativamente a la superficie de la Tierra) hacia el Este, y donde ha comenzado a bajar secándose.
Según va bajando, el aire gira otra vez y cuando llega a nivel del suelo se mueve hacia el oeste: Son los alisios que soplan en Canarias, los vientos del comercio (Trade Winds) de los ingleses, que impulsaban los barcos de vela desde África hasta las Américas. (Me imagino que saben que los ingleses, para ir Nueva York, tenían que pasar por las latitudes de Canarias, para coger los alisios).
Tenemos así el primer y más importante motor del movimiento de la atmósfera: Es un motor impulsado por el calentamiento de la superficie de la Tierra.
Saber más

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto del Blog durante la semana

La provincia de Ciudad Real vista por los alumnos 16-17

La provincia de Ciudad Real vista por los alumnos 16-17
(Hacer Click sobre la imagen)

La Provincia de Ciudad Real Vista por los alumnos Curso 15-16

Rincones geográficos de los alumnos 15-16

La provincia de Ciudad Real vista por los alumnos 2009-2010

La provincia de Ciudad Real vista por los alumnos 10-11

Visita al Volcán de Fuentillejo (Laguna de la Posadilla)

EL IES HERNÁN PÉREZ DEL PULGAR OBTIENE EL PRIMER PREMIO EN EL CONCURSO "VIVIR ENTRE VOLCANES"

Desbordamientos y ríos Diciembre 09 - Enero 10

Lagunas de Ruidera nevadas

Mota del Cuervo (Cuenca) vista por los alumnos del IES Julian Zarco

Tormenta de hielo en Versoix. Ginebra (Suiza). Junto al lago Lemán